Por jugar a Pokémon Go en una iglesia podría acabar preso

Por jugar a Pokémon Go en una iglesia podría acabar preso

Un youtuber afronta cargos penales en Rusia por utilizar la popular aplicación en el edificio religioso y grabar un video. Es acusado por ofensa a las creencias e incitación al odio

664
0
COMPARTIR

El youtuber ruso Ruslan Sokolovsky podría afrontar cargos criminales y ser condenado a cinco años de prisión, por filmarse jugando al Pokémon Go en una iglesia.

El joven de 21 años, quien permanece detenido desde hace dos meses y decidió apelar su arresto, fue acusado de ofensa a las creencias religiosas e incitación al odio por un video cargado en YouTube y visto un millón de veces.

Sokolovsky se filmó en la iglesia de Ekaterimburgo, construida en el lugar en donde estaba erigida la casa en donde los bolcheviques mataron en 1918 al último Zar de Rusia, Nicolás II, y su familia.

El caso despierta interés en Rusia, donde se lo compara al de las Pussy Riot, el grupo de música punk cuya presentación en una iglesia de Moscú en 2012 les valió a sus miembros penas de cárcel.

La fiscalía rusa retuvo cargos contra Sokolovsky amparándose en la legislación adoptada tras el juicio de las Pussy Riot que permite enjuiciar criminalmente a aquellos que ofenden las creencias.

Cabe destacar que el bloguero crea videos en los que expone su visión atea y publica un magazine llamado “Nada es Sagrado”.

Dejar una respuesta