Así se hackean los gimnasios de Pokémon Go

Así se hackean los gimnasios de Pokémon Go

Mediante simples reescrituras de códigos, dos jugadores lograron plantar huevos especiales que impiden el desarrollo de luchas en diversos puntos de esas ciudades.

1009
0
COMPARTIR

Ni siquiera las más severas advertencias de la compañía desarrolladora del juego Pokémon Go logran disuadir a los aprendices de hackers de mostrar las fallas que presenta la aplicación.

Esta vez le tocó en suerte a las ciudades de New York (Estados Unidos) y Londres (Reino Unidos) de convertirse en los escenarios de una nueva manera de hacer trampa: plantar un huevo con 0 PX (untos de experiencia).

Entre los gamers comenzó a correrse la voz de que es más fácil hackear la app conectando el celular a una PC que desde el mismo dispositivo por lo que muchos de ellos han optado por ingresar a sitios como  GitHub –una plataforma de programación colaborativa en la que los usuarios comparten códigos libres- y crear nuevas alternativas que complican aún más el desarrollo del juego.

Uno de estos usuarios, kikNetopsG alteró el código de la aplicación a mediados de este mes de agosto y plantó huevos Pokémon –de los que se abren tras caminar una cierta cantidad de kilómetros que pueden ser 2,5 o 10- en varios gimnasios de la ciudad de New York, ubicados cercad e sitios emblemáticos como el Madison Square Garden, Tim

es Square, la sede del New York Times y la oficina de Correos. Al hacer esto, los volvió infranqueables para otros usuarios que pusieron el grito en el cielo y reclamaron al desarrollador del juego y a través de foros abiertos en sitios como Reddit.

Casi al mismo tiempo, una jugadora de nombre muy parecido al otro hacker (kikitNetopsG) logró colocar un huevo de similares características junto al Big Ben (Londres) con la intención de revelar cuán falible es la aplicación.

La importancia de conquistar un gimnasio Pokémon se da en la medida en que los jugadores obtienen allí pokémonedas, inciensos, módulos cebo y huevos de la suerte.

Lo que tiene preocupados a los usuarios de New York y Londres es que los dos usuarios que lograron hackear los gimnasios hayan obtenido todos estos beneficios de manera fraudulenta, lo que podría suponer su expulsión de la aplicación.

Dejar una respuesta